Si un candidato a gobernador espera en la hamaca nadie irá por el

en Chetumal

Chetumal. – Los interesados en ser candidatos del PAN y sus aliados para la gubernatura deben expresarlo ya, y no estar en espera del guiño del gobernador o pensar que al calor del gobierno vamos a ganar procesos electorales, expresó el diputado Eduardo Martínez Arcila en una amplia entrevista.
Y enseguida explica por qué: “Carlos Joaquín es un gobernador demócrata que respeta todas las visiones políticas y ha permitido un juego limpio en donde la oposición ha crecido, es un gobierno que se ha dedicado a gobernar, ha atender los problemas para los que fue electo y no ha sido un gobierno dedicado a una actividad electorera. No en vano, en más de una ocasión el presidente de la República lo ubica y ha reconocido que es un gobernador demócrata que no incide en los procesos electorales”.
-El gobernador y su gabinete no construyen carreras electorales, ¿es un gobierno que se ha dedicado a gobernar?
— Si. Es un gobierno que ha cumplido con lo que estableció desde que llegó. Hay que darle el contexto finalmente a los procesos electorales y a los sexenios. Hay que entender el contexto, este es un sexenio que nace de una decisión valiente, de un liderazgo que generó una corriente de seguidores que se le denomina el ”Joaquinismo” en el Estado. Que valientemente él renuncia al PRI y que, con el respaldo del PAN y del PRD, enfrenta al sistema: un sistema que era lo único que había en el estado. Que lo derrota, y sus banderas de campaña, que posiblemente se convirtieron en banderas de gobierno, no solamente fue el tema de “quien la hace, la paga”, si no fue un tema de abrir una alternancia en el estado, respetar las instituciones democráticas, permitir que aún los partidos que lo llevaron al poder puedan definir libremente sus procesos internos, su elección de candidatos. Acuérdate que él fue una víctima al interior del PRI cuando el poder lo ejerce en ese entonces el gobernador al interior del partido. El gobernador Borge impidió que el fuera el candidato del PRI. Y anteriormente también, cuando el gobernador Felix González impidieron que él fuera el candidato de su partido.
-¿Su experiencia le enseñó a no repetir la historia?
–Entonces, me parece que es una manera cómo entra entre lo que ha dicho y lo que ha estado haciendo, ha permitido que los partidos, en este caso el PAN, el PRD, en este último proceso el PRI que fue en coalisión, ha permitido ese juego limpio. Es decir es un gobierno que se ha dedicado a gobernar, a atender los problemas para los que fue electo y no ha sido un gobierno que se haya dedicado a una actividad electorera. No en vano, en más de una ocasión un presidente de la República le ha reconocido que es un gobernador demócrata y que no inciden en los procesos electorales.
-¿Qué ha sido del gobernador, una bisagra demócrata?
— Si, yo creo que, mira, al final del día se entendió bien. Él llega al poder por una conjunción de varias fuerzas políticas, de varios grupos políticos incluso, de varias visiones políticas. Y me parece que en este gobierno lo que ha hecho es eso, respetar las diferentes visiones de diferentes grupos políticos, desde luego los diferentes partidos y ha permitido, dejar que esto fluya. Si los resultados electorales han sido buenos, malos o regulares, desde luego que a mi juicio tienen que ver con el accionar de los partidos más que el accionar de un gobierno.
-Gobiernos anteriores habían atacado a la oposición en Quintana Roo, lo habían infiltrado y disminuido a esos grupos opositores, ¿este gobierno los permitió florecer?
— Yo no he escuchado absolutamente ninguna queja fundada de algún partido político llámese Morena, llámese PT, el Verde, aquellos partidos que no son parte, que no fueron parte de esta coalición, hablar ni señalar de manera directa al ejecutivo por algunas acciones de represión, de quererse infiltrar en los partidos políticos señalados. Tu lo sabes Pedro, en el sexenio sobre todo en el que fue más marcado, fue en el sexenio de Borge, cómo trataban de infiltrarse y condicionar ciertas decisiones a los partidos políticos o a los actores políticos. Esto no ha sucedido en estos ya prácticamente 5 años de gobierno estatal. Por eso digo, muchos quisieran que el gobernador pudiera sentirse más en los procesos electorales, desde luego, hablo de este lado, del lado de los coaligados, que se pudiera sentir más a favor de los candidatos de los partidos que lo postularon o de las coaliciones, en este caso el PRI. Pero me parece que una normalidad democrática el que él no sea un factor en las determinaciones electorales que toman los ciudadanos, eso es bueno.
-Ante este panorama, ¿cómo definirán a su candidato para el 2022?
–¿Qué debemos de hacer? Pues obviamente no estar en espera o pensar que al calor del gobierno vamos a ganar procesos electorales, porque aparte el PAN siempre fue eso, siempre señaló cuando los gobiernos intervenían en las elecciones. Entonces, ¿qué se tiene que hacer? Pues la oposición se tiene que articular, se tiene que fortalecer.
-Para esta sucesión gubernamental, ¿entonces los partidos políticos que llevaron al poder a Carlos Joaquín tienen que generar su propio candidato sin la venia del gobernador?
— Tienen que generar su propio liderazgo, su propio proyecto.
-¿Y lo entienden así o todavía?
— Yo si lo entiendo así, habría que preguntarles a los otros actores políticos si así lo están entendiendo. Lo que no hagamos nosotros como partidos con miras a la gobernatura no lo va a venir a hacer nadie. No lo va a hacer el gobernador, no lo va a hacer un secretario de estado, no lo va a hacer un alcalde…
-No hay proyecto sucesorio entonces…
— Yo creo que el proyecto con nombre y apellido no lo hay. El proyecto entendiéndolo como que nos tenemos que poner de acuerdo para poderte mantener la gobernatura dentro de esta alternancia que se abrió, eso si lo tenemos claro. Nos falta claridad en cómo nos vamos a poder de acuerdo todos para ponerle nombre y apellido a ese proyecto.
-¿Convendría alguien del sur para darle continuidad a este proyecto? ¿El sur es el que decide gobernadores, el sur es el que le dice a Cancún “nosotros podemos”?
— No creo que sea un tema de sur o norte. Mira te voy a poner un ejemplo más claro: o sea quien siga pensando qué si es sur o es norte, yo creo que está equivocado y los hechos así lo acreditan. Acabamos de ver en esta elección una candidata que fue señalada reiteradamente de no ser del sur y aun sin representar al sur, no solamente gano, arrasó. Es el caso de Anahí González, la diputada federal de Morena que ganó. Entonces yo creo que si hay sectores de la población que pueden tener esa visión muy “localista”, como se le llama, pero al final y al cabo todos pertenecemos a una misma localidad que es Quintana Roo.
-Morena tiene claro que es Mara Lezama y solo esperan a su rival del PAN. ¿Quiénes han mostrado interés en ser candidatos a gobernador?
— A mi me interesa desde luego, y más que les interese pues lo deben de expresar porque mira, como dicen, no solo hay que serlo si no hay que parecerlo, entonces aquellos tiempos en donde iban a buscar a los candidatos literalmente a sus casas, o los levantabas de su hamaca para ser candidatos, se acabaron. Hoy quien quiera ser debe demostrar la capacidad y el liderazgo para generar simpatías, no solamente al interior de las fuerzas políticas, sino, hacía afuera con la ciudadanía. En la medida de quienes estén o se quieran apuntar o ser apuntados generen ese liderazgo será a medida en que podamos seguir convirtiendo a la coalición si va a ser coalición de Acción Nacional, PRD, si se va a sumar o no el PRI que eso no lo sabemos, Movimiento Ciudadano, será la medida que podamos, ver entonces estar en una competencia franca hacia el 2022.
-¿Filiberto Martínez estará esperando que le vayan a levantar de su hamaca?
— No lo sé, habría que preguntarle a él.
-¿Quiénes serian los candidatos del 2022, Miguel Ramón, Filiberto Martínez, Pedro Pérez, Mayuli Martínez, Arturo Contreras, Julián Ricalde, Nivardo Mena o quien se ha interesado?
— No pues, ellos tiene que expresarlo, en mi caso a mi sí me interesa y ellos tendrán, hombres y mujeres, tendrán que establecer su interés, es que ya no, si no hemos entendido la política ya no se construye con acuerdos, como se dice, “en lo oscurito”, donde uno quiere pero no lo dice. Donde “bueno, pues si me lo pide iré”, o sea eso ya no. Pero menos cuando estamos a dos meses prácticamente de iniciar el proceso electoral. En menos de doce meses en esta fecha ya habrá terminado el proceso electoral de la gobernatura, ya tendremos gobernador o gobernadora electa. Entonces, no hay más tiempo. Entonces, si no tenemos la capacidad para sacar al candidato…
-Morena viene fuerte, en cuestión de las 11 alcaldías 238 mil 316 votos y ustedes 186 mil 376, una diferencia de 51 mil 940 votos, ¿Se puede remontar?
— Mira, sí, desde luego, aparte no todos los partidos son iguales, no todas las elecciones son iguales.
-Yo califico esta elección del 2021 como si fuera una encuesta para la 2022.
— Sí, pero toda encuesta no es igual, un proceso que es diferente. Aceptando que esta puede ser una encuesta, todavía faltan 11 meses. Faltará ver como concluye el proceso.
-¿Cuándo debe definirse el candidato en ambas coaliciones?
— Yo digo que entre Septiembre y Octubre ya deben de estar claros los nombres y antes de que concluya el año por lo menos, si no oficialmente por los tiempos que establece la ley electoral me parece que sí, ya tiene que estar muy claro, máximo en 2 ó 3 meses, y si no es que no un nombre de quien encabezaría el esfuerzo por darle continuidad a este gobierno y sobre todo continuar con lo que tiene que ver con las, con lo que acabamos de platicar, con esta libertad democrática que hay en el estado, de esta libertad que tienen con los medios de comunicación.
-Hay una libertad democrática. Si alguien se reúne para hablar de una candidatura no se va a entender como una confabulación contra el gobierno actual…
— No debe entenderse así, no vería porque siquiera porque alguien pudiera entender así.
-En tiempo de Borge si era confabulación…
— Correcto, eso es lo que a mí me parece. Yo he escuchado al gobernador de manera muy franca y ahorita decir “Pues que se pongan de acuerdo”, “yo no voy a elegir”, “que se pongan de acuerdo los diferentes liderazgos para lo que viene. Y así ha sido al final del día. A mi me tocó llevar un proceso del 2016 – 2018 – 2019, y así fue. De manera muy natural y con libertad. Esto es lo que ha sucedido. Y en este contexto, Quintana Roo va a enfrentar seguramente su primer proceso electoral de renovación de la gobernatura en total libertad democrática, que es eso lo que no se había tenido y ya se tiene.
-Políticamente ¿hay ese temor de organizarse, reagruparse sin tener la venia del gobernador?
— Yo no lo tengo. Podría haber alguien que tenga ese temor, que sienta que podría ser una agravio, una falta de respeto. Yo creo que no porque él lo ha establecido así, y él luchó en contra de eso. Una de las repercusiones que tuvo cuando el empezó a organizar a los liderazgos en tono a su candidatura, literalmente persecuciones por parte, de ese entonces, del gobernador Borge.
-Creo que una vez declaraste tú, hace 5 años, decías tú que “por la puerta de atrás no deberían entrar por el PAN” y eso le caló a algunos integrantes del joaquinismo.
— Sí, es posible, pero, al fin y al cabo, el mensaje era que una persona que le aposté iba a terminar siendo gobernador debería de hacer acuerdo con instituciones, en este caso era el PAN más que con personajes, ¿sí? Porque el acuerdo con las instituciones son los que te dan garantía.
-¿Ese era tu mensaje? ¿Se entendió mal?
— No lo sé. Pero al final del día se acreditó que eran las instituciones, y las instituciones, no tienen nombre y apellido. No tienen nombre y apellido de personas físicas. Es la institución. Quien represente a una institución debe de entender eso.
-Pero Carlos Joaquín lo hizo desde México, ¿no? Se fue con los liderazgos nacionales.
— Es que esa es la institución.
-Se fue con el que en aquel tiempo eran los dirigentes del PAN-PRD.
— Sí, en ese tiempo Ricardo Anaya era el presidente nacional, y yo creo que, en esta construcción, vamos a tener una gran ventaja. Vamos a tener la gran ventaja de que no veo que haya un camino de represalias hacía los que aspiren o aspiremos, al que nos podamos sentar libremente a tener reuniones para ir consolidando lo que viene.
-¿Quiénes son los que aspiran?
— Pues los que creen que pueden ser candidatos.
-Dame nombres.
— No lo sé. Tendrías que preguntarles a los que tu crees que aspiran. Yo te digo que a mi sí me interesa.
-Ahora es una adivinanza saber quiénes son.
— Pues hay toda la libertad en el estado para manifestarlo abiertamente.
– Tú tienes dudas de quienes aspiran. Y no es que tu seas el entrevistado, pero ¿Tú tienes duda de quienes aspiran del lado de Morena, por ejemplo?
-No, es evidente. Es Mara…
— Y de este lado, quienes aspiran…
-Por supuesto.
— Entonces ya te sabes los nombres, por lo menos los que tu logras identificar.
– Entonces, si quieres tu venme nombrando los nombres y quienes te digo que yo he escuchado que sí aspiran.
-Filiberto Martínez.
— Sí.
-Miguel Ramón.
— No, no he escuchado.
-Pedro Pérez.
— No, no he escuchado.
-Julián Ricalde
— No he escuchado, es un antiguo político.
-Luis Torres.
— No he escuchado de Luis Torres.
-Manuel Alamilla.
— No.
-Cristina Torres ya esta del otro bando, ¿no? Ya se fue. ¿Quiénes son? La caballería esta flaca, ¿o qué?
— Tu eres el periodista. Tu tienes una mejor visión. A lo mejor yo puedo ser muy parcial en mi visión, pero tu tienes una visión mucho más amplia.
-¿Quién tomaría la bandera si fuese un personaje gris como Pech en Morena?
–Arturo Contreras.
– Sí.
– -Mayuli.
– También.
-Los únicos. Habría que entrevistarlos. Bueno, Mayuli ya ha dicho que sí. Pero ¿crees que Mayuli pueda darle batalla a Mara? ¿Que sea una batalla de mujeres en caso de que no te favorecieran a ti?
– Ese es otro tema al final del día. Ya sabes que las gubernaturas por estos lineamientos que estableció el INE, que fueron validados por el Tribunal Federal Electoral, va a ser un tema de género no es una pelea al interior de los partidos entre un hombre y una mujer.
— ¿Cuándo va a ser?
-Ese es una buena pregunta hay que ver en qué momento, yo creo que sería importante que se defina antes de que inicie los procesos, porque eso le puede permitir a los partidos enfilar a su liderazgo político de acuerdo al género que ya esté definido porque creo que es una pérdida de tiempo que de repente están compitiendo un hombre y una mujer y al final digan no pues va a ser un hombre, no pues va a ser una mujer porque eso no le permitiría el crecimiento a quién finalmente si va a tener la posibilidad por el tema de género
— ¿Cuándo debe definir el INE el género?
-No tengo las fechas pero seguramente debe ser antes que inicie las precampañas del gobernador. Acuérdate que así fue en esta ocasión, como es primera vez que se aplicó estos lineamientos lo hicieron ya muy apegados al inicio del proceso… creo que mientras más rápido establezca el INE mucho más rápido los diferentes líderes van a saber. Pues si entran o no pues si es un tema para mujer. Pues hay que apoyar a la mujer qué más posibilidades tenga y si es un tema para hombres hay que apoyar al hombre que más posibilidades tenga pero aparte acuérdate que también se toma en cuenta si hay coalición.
–Son arbitrario estos del INE…
-Fíjate que al final del día no salió mal.
–Discriminación hacia el hombre.
-No realmente porque es 50/50, acuérdate yo creo que son decisiones ¿cómo le llaman? transitorias cuando ya se establece una normalidad donde hombres y mujeres puedan tener el mismo acceso a los puestos de elección popular entonces tendrán que verse más en capacidades.
–Viendo tu perfil ¿en qué año naciste?
– El 6 de mayo del 74
— ¿Edad?
– 47 años
— ¿Dónde naciste?
– Yo nací en Mérida, Yucatán
— ¿Padres quintanarroenses?
– Padre sí, y mi madre de Mérida, mi padre se llamó Lorenzo Martínez Ross, hermano de Jesús Martínez Ross, eran 11 hermanos mi papá debió haber sido el antepenúltimo hijo.
–Entonces si llega morena con sus chilangos…
-Yo creo que no va a llegar, no es un tema de religiosidad las elecciones, pero yo creo que esta elección intermedia marcó un punto de quiebre en Morena porque en Quintana Roo a lo mejor no se reflejó como en la Ciudad de México por ejemplo, mira los últimos 18 años aquí fue ganando López Obrador sus procesos electorales, sin embargo insisto, yo creo que ya se llegó a un punto en el que empezaron a hacia abajo
–El factor Layda Sansores por ejemplo, fueron cien mil votos por cada uno de las tres coaliciones, Morena, Movimiento Ciudadano y el PAN.
-En la Península, digamos, donde habitualmente salió más fuerte fue en Quintana Roo, pero en Yucatán no creció, en Campeche prácticamente por una nada, por falta de acuerdos de los partidos opositores Morena si hubiera habido un acuerdo en el último tramo sin duda alguna hubiera ganado a morena al 2×1, entonces tienen que aprender de Campeche aquí en el estado. Te quiero decir si tú sacas números, sí aquí en la capital de Othón P. Blanco los partidos opositores o los candidatos opositores a Morena se hubieran puesto de acuerdo se hubiera ganado, es decir no fue un resultado donde ni todos juntos los opositores a Morena iban a ganar. No es cierto ni que se unieran todos, una unión, más si hubiera ganado…Ortiz Cardín con que se hubiera unido Movimiento Ciudadano ganaba. que te quiere decir eso.
-¿Crees que haya una tercera fuerza con Maribel Villegas con Fuerza por México, otros partidos y que hayan tres fuerzas, tres competencias en Quintana Roo? ¿Fuerza por México le restaría votos a Morena, no le restaría votos a la coalición? Por qué se desprende de ellos…
–Sí porque ahí sí se han manejado ellos, lo fueron manifestando, que eran un proyecto, que era así con el presidente de la República.
-Si fuera el género hombre, ¿qué te parecería los nombres de Mara Lezama, Marybel Villegas y Mayuli Martínez si el género fuera mujer?
–De Mara no te puedo decir nada, de Marybel menos, yo creo que te hablaría, más bien bien de mi compañera senadora Mayuli.
-Ahora si fuera el género hombre podría ser José Luis Pech en Morena, podría ser en Fuerza por México, quizás Chucho Pool o Chanito Toledo y en el caso de ustedes pues, Eduardo Martínez, Nivardo o Miguel Ramón.
—Yo como te lo he dicho abiertamente, he expresado el interés por la gubernatura, vamos a ir construyendo.
-¿Tienes energía para aguantar una intensa campaña, no tienes diabetes? está canijo el estrés de campaña.
—Sí, es complicado.
-Le dije al gobernador una vez: “Yo no quisiera estar en sus zapatos, 6 años gobernando y recibiendo un montón de problemas en la mesa diarios, miles de WhatsApp con problemas, miles de ingratitudes aunque rindas lo mejor…
-Mira no debe ser asi la política, yo veo por ejemplo el desgaste que tienen los actores políticos en Quintana Roo. Yo creo que es muy alto. ¿Por qué?
-.- Porque yo creo que falta mucha cultura política en el Estado, tú vas a otros Estados, es feo, odioso como dice las comparaciones, pero ves otro Estado y el nivel de desgaste de señalamiento no es tan alto y tiene que ver mucho con la sociedad, al final y al cabo la sociedad es la consumidora número uno de las noticias, es la consumidora número uno de las redes sociales.Lo que pasa es que en Quintana Roo tenemos un activismo. Y tenemos gente de todos lados y eso hace entonces que haya miles de críticas, miles de pensamientos diferentes. A mayor sociedad mayor arraigo, mayor compromiso con el Estado y entonces uno mismo evita desgastarse. Quién pierde al final es el Estado, no pierde el actor político, no pierde

Pedro Canché es un periodista independiente y fundador de Pedro Canche Noticias. El ha sido perseguido por el Gobierno Mexicano por darle voz al pueblo indígena Maya y los campesinos del Quintana Roo. Pasó 9 meses en la cárcel en un caso de persecución politico que Reporteros Sin Fronteras llamaban absurdo. "Podrán encerrar el cuerpo humano pero nunca podrán encerrar la libertad de expresión." dijó Pedro Canché.