Extrema lentidud en apertura de casillas en Playa del Carmen

en Playa del Carmen/Quintana Roo/Solidaridad

 

 

Playa del Carmen.-Acusaciones de compra de voto y extrema lentitud en la apertura de las casillas, son el panorama en el inicio de la actual jornada electoral en Playa del Carmen. Hasta el corte de las 10:30 horas, solo 60 de las 395 casillas de la ciudad estaban abiertas.

Gente acudió a la hora citada en las distintas casillas, pero quienes no llegaron fueron los funcionarios de casilla, que de forma inexplicable renunciaron. Esto generó un considerable atraso en lo que se conseguían a nuevos escrutadores de entre quienes ya estaban formados, quienes carecen de la debida capacitación.

Tal fue el caso de la casilla 737 de la colonia Zazil Ha, que dos horas y media después de la hora de inicio, todavía no había abierto, por falta de funcionarios. Muchos ciudadanos se retiraron del lugar sin votar.

En la casilla especial, instalada en la terminal del ADO del centro, la asistencia era nutrida. De inmediato surgieron múltiples inconformidades pues quienes acudieron y que esperaban en línea descubrieron que solo podían votar personas de esta circunscripción; es decir, del Sureste del país.

En tanto, las denuncias por supuesta compra de voto, que empezaron desde ayer, han continuado en redes sociales, apuntando a distintas casas o puntos en donde se cita a personas a que acudan, para ser llevados a los puntos de votación.

Ayer, tres personas fueron detenidas por supuestamente estar ofreciendo comprar votos en una zona de invasión al sur de Playa del Carmen.

Pedro Canché es un periodista independiente y fundador de Pedro Canche Noticias. El ha sido perseguido por el Gobierno Mexicano por darle voz al pueblo indígena Maya y los campesinos del Quintana Roo. Pasó 9 meses en la cárcel en un caso de persecución politico que Reporteros Sin Fronteras llamaban absurdo. "Podrán encerrar el cuerpo humano pero nunca podrán encerrar la libertad de expresión." dijó Pedro Canché.

Lo último de Playa del Carmen

Ir Arriba