La base trabajadora del Hotel Banyan Tree Riviera Maya acosada y víctima del abuso de sus Patrones

en Quintana Roo

 

Más de 100 trabajadores del Hotel BanyanTree Riviera Maya iniciaron una protesta de brazos caídos para exigir el cese del maltrato y acoso del que son víctimas por parte de la gerente de Recursos Humanos, Carolina Sainz y del director de Alimentos y Bebidas, Antonio Meden, además de la reinstalación de algunos de sus compañeros que este día fueron despedidos injustificadamente.

El maltrato, hostigamiento y trato inhumano que sufren las y los trabajadores del Hotel Banyan Tree, uno de los centros de hospedaje más prestigiados de la Riviera Maya y de todo México provocó que cansados de tantas violaciones al principio del trabajo digno, las y los trabajadores decidieran iniciar con este movimiento de protesta.

Los trabajadores señalan a la gerente de Recursos Humanos de prepotente, soberbia y de darles trato déspota y refieren que cuando expresan que buscarán apoyo de su sindicato, la mujer que ejerce funciones de dirección y administración para el Hotel Banyan Tree, señala que “el sindicato no cuenta, que no vale”.

La representante del Hotel Banyan Tree Riviera Maya se ha negado tajantemente a las revisiones salariales y contractuales; además ahora en contubernio con el gerente de Alimentos y Bebidas ha comenzado a despedir a trabajadores de manera injustificada y sin querer liquidarlos conforme lo marca la ley, dijeron los trabajadores.

Es por todo lo anterior que al llegar el maltrato y las violaciones al límite, los trabajadores iniciaron este movimiento de brazos caídos y afirman que permanecerán en esta protesta para exigir el respeto de sus derechos laborales hasta que haya una respuesta favorable para ellos de parte de la empresa hotelera Byaan Tree.

En este momento, las y los trabajadores del Hotel Banyan Tree están siendo asistidos por sus representantes sindicales y abogados del área jurídica.

Pedro Canché es un periodista independiente y fundador de Pedro Canche Noticias. El ha sido perseguido por el Gobierno Mexicano por darle voz al pueblo indígena Maya y los campesinos del Quintana Roo. Pasó 9 meses en la cárcel en un caso de persecución politico que Reporteros Sin Fronteras llamaban absurdo. "Podrán encerrar el cuerpo humano pero nunca podrán encerrar la libertad de expresión." dijó Pedro Canché.