Las placas de Hermelinda y su “pobre familia”

en Cancún

Cancún.- Luego de ser exhibidos como unos verdaderos oportunistas y vivales de la llamada 4T (Cuarta Transformación), María Hermelinda Lezama Espinosa, presidenta municipal de Benito Juárez, busca afanosamente al responsable de la filtración de las facturas de los vehículos de su esposo e hijo.

Ambos vehículos, comprados en la agencia Mercedes Benz de Cancún, por los que se pagaron cerca de dos millones de pesos, fueron adquiridos de contado.

Uno de estos vehículos con un valor de un millón 400 mil pesos, aparece a nombre de Omar Terrazas, esposo y “operador financiero” de la alcaldesa María Elena Hermelinda Lezama Espinosa.

Esta, no es la primera sinvergüenza que comete esta “dupla de rufianes”.

El 8 de abril de 2016, cuando María Elena Hermelinda Lezama Espinosa declinó a la candidatura para buscar la presidencia municipal de Benito Juárez, la “oportunista mujer” fue convocada por el ex gobernador Roberto Borge, para que a cambio de renunciar a sus “aspiraciones políticas”, recibiera un cañonazo millonario.

A esta “honesta mujer” se le otorgaron 6 juegos de placas de automóviles de alquiler para operar en el norte del estado de Quintana Roo, además de ello, fueron adjudicadas concesiones a su esposo, sus dos hijos y familiares.

1.- Omar Terrazas García -esposo de Mara Lezama- placas con el número económico 2318

2.-María Hermelinda Lezama Espinosa: placa 2319

3.-Daniel Berrón Lezama -familiar de Mara Lezama- placa: 2320

4.-Omar Terrazas Lezama -hijo de Mara Lezama- placa: 2321

5.-Mara Terrazas Lezama -hija de Mara Lezama -placa: 2322

6.-María Hermelinda Lezama Espinosa, otra placa: 6598 perteneciente al sindicato de taxis Andrés Quintana Roo de Cancún.

Las “placas de doña Mara” fueron firmadas el 12 de abril de 2016 por el entonces gobernador Roberto Borge.

Pedro Canché es un periodista independiente y fundador de Pedro Canche Noticias. El ha sido perseguido por el Gobierno Mexicano por darle voz al pueblo indígena Maya y los campesinos del Quintana Roo. Pasó 9 meses en la cárcel en un caso de persecución politico que Reporteros Sin Fronteras llamaban absurdo. "Podrán encerrar el cuerpo humano pero nunca podrán encerrar la libertad de expresión." dijó Pedro Canché.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Lo último de Cancún

Ir Arriba