Violencia en el Congreso de QRoo: Empujones de diputados Villatoro y Hernández en el Congreso

en Chetumal

Chetumal.- La sesión de hoy del Congreso del Estado tuvo que irse a receso después de que estallara la violencia en la tribuna, con diputados dándose empujones y uno hasta soltando un puntapié.
Con la amenaza de ser destituido como presidente de la mesa directiva en la XVI Legislatura de Quintana Roo, los diputados del PAN, PRD, PRI, Movimiento Ciudadano le pidieron al diputado Gustavo Miranda García que se apegara al reglamento interno del Congreso.
La discusión se dio cuando se leyó el orden del día, pues la mayoría no estuvo de acuerdo con ésta y la mesa directiva no quiso aceptar; luego se caldearon los ánimos cuando José Luis Toledo Medina subió al estrado para conminar al presidente de la Mesa, para que sometiera a votación el otro orden del día.


Así, en la XVI Legislatura no se ponen de acuerdo ni siquiera para poder sesionar, la mesa directiva no acató el acuerdo de la Junta de Gobierno y Coordinación Politica (Jugocopo), para someter a votación el orden del día.
Desde su curul, el diputado de Movimiento Ciudadano, José Luis Toledo Medina se quejó de la actitud de José de la Peña Ruiz de Chávez y le dijo al presidente de la Mesa, Gustavo Miranda, “usted no es el dueño del congreso… las democracias mandan”.
Por su parte, muy molesto, el diputado Luis Chávez Zepeda dijo que es una represión lo que se vive en el congreso, “es lo mismo ahorita, tienes que ser abierto, somete a votación lo que te están pidiendo”.
Los ánimos se caldearon cuando los diputados Hernán Villatoro Barrios y José de la Peña Ruiz de Chávez subieron a “defender” a Gustavo Miranda, pues José Luis Toledo le reclamaba a voz en cuello que sometiera a votación el orden del día. También subieron los diputados Carlos Hernández Blanco y María Cristina Torres Gómez, el primero se hizo de empujones con Villatoro y la segunda intervino para que no hubiese golpes.

Pedro Canché es un periodista independiente y fundador de Pedro Canche Noticias. El ha sido perseguido por el Gobierno Mexicano por darle voz al pueblo indígena Maya y los campesinos del Quintana Roo. Pasó 9 meses en la cárcel en un caso de persecución politico que Reporteros Sin Fronteras llamaban absurdo. "Podrán encerrar el cuerpo humano pero nunca podrán encerrar la libertad de expresión." dijó Pedro Canché.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Lo último de Chetumal

Ir Arriba