Matanza cruel en Chintalpa Tabasco

en Nacionales

 


Seis personas fueron ejecutadas la mañana de este martes en la zona de la Chontalpa; los hechos se vinculan presuntamente a guerra de posesión de territorio por venta clandestina de combustible.
La presunta lucha por el control en el robo y tráfico de combustible en la zona de la Chontalpa Tabasco, cerca de Huimanguillo, se ha tornado encarnizada; en suma, son 32 las ejecuciones que se han perpetrado en tan solo este mes, incluyendo la masacre ocurrida la mañana de ayer que dejó seis víctimas, entre estas una mujer.

La ejecución masiva de ayer a eso de las 8:00 horas, se presume es otro eslabón más de esta “disputa”, en que cinco hombres y una mujer; todos, quedaron abatidos dentro y fuera de tres unidades en las que viajaban; al menos, un centenar de casquillos percutidos quedaron regados en donde se perpetraron los asesinatos; fue una masacre, previo a la cacería; al acecho. Los esperaban.

En las diligencias de la autoridad ministerial, hechas a la entrada que lleva a la Villa La Venta, precisamente por el lugar conocido como La Ceiba, en donde hace 72 horas, sería también acribillado a balazos, previa tortura, el tipo apodado “El Chiapas”, quien era mano derecha de “El Soruyo”, allí, dio comienzo al ataque trapero.

En datos, se dice que el ataque comenzó cuando la caravana de autos enfilaba hacia el centro de la Villa La Venta. Circulaba al frente un auto Vento color negro con matrículas del Estado de México, en el que viajaba una pareja, mismos que quedaron abatidos en el interior al ser prácticamente “rociados” a balazos.

Sobrevinieron dos ataques más; a los ocupantes de las unidades Versa color guinda y la camioneta Nissan color blanca con cofre rojo.

Ante la emboscada, los hombres que viajaban en el coche guinda, intentaron escapar; el conductor quedó abatido sobre el pavimento; el otro (copiloto), al buscar escapar, terminó sin vida, tirado entre los montes.

En el tercer ataque, los que iban en la camioneta Nissan tipo estacas, uno, quedó tirado entre el monte y el otro, debajo de la unidad. No tuvieron la menor oportunidad.

La autoridad ministerial fue informada y se trasladó a la zona que con oportunidad fue sitiada por la Policía local y fuerzas militares. Se procedió al aseguramiento de las unidades y el levantamiento de los cuerpos que fueron llevados a la morgue de la Villa La Venta.

Cuatro de los difuntos que inicialmente quienes viajaban, aparentemente, en el auto Versa guinda, eran: Leonardo “N” de 30 años de edad y Mauricio “N” de 36.

De los dos muertos que se encontraron cerca del auto Nissan tipo estacas, se dijo fueron: José María “N” de 41 años y Ángel Ignacio “N” de 28 años, incinerados.

De la pareja que resultó ejecutada en el interior del auto Vento color negro, de momento, siguen sin identificar.

Los operativos de seguridad y vigilancia en el tramo carretero Cárdenas-Coatzacoalcos, en definitiva no se dan; la milicia, se mantiene a distancia y todo indica que presuntos grupos organizados, que están entrando en busca de la posesión de territorio, estén operando casi de manera impune; con toda la “vía libre”.

La mayoría de las ejecuciones en este mes, han sido en la Chontalpa; las víctimas, presuntamente, están vinculadas con el tráfico, robo y venta clandestina de hidrocarburo, es en este aparente panorama de grupos en disputa que personas, de alguna forma, buscaron mantener el control, que en su momento manejó y con poderío, el ahora extinto Sergio “N” conocido mejor por el mote de “El Soruyo”, quien acabó abatido, en un intento de evasión que mantenían militares sobre la carretera Cárdenas-Coatzacoalcos, esto, al existir orden de captura en su contra a finales de octubre del año pasado.

Es en los últimos tres meses, que inició la cacería en contra de los presuntos lugartenientes, “manos derecha”, “escoltas”, “sicarios”, y la “gente de confianza” del extinto “Soruyo”, bajo la aparente dirección de una de las parejas del extinto; hombres que han sido ubicados; “levantados”, torturados a fin de sacarles toda la información, y finalmente ejecutados.

La “pelea” con el nuevo grupo delictivo que está posesionándose de la Chontalpa está casi terminando; los aparentes “cabecillas”, han sido victimados y ayer, otra parte de estos presuntos líderes, cayó abatida.

Hasta ahora, no hay un pronunciamiento por parte del grupo que está buscando el control total en la cuestión del tráfico de hidrocarburo; solo sus acciones brutales; asesinatos sin miramiento.

Pedro Canché es un periodista independiente y fundador de Pedro Canche Noticias. El ha sido perseguido por el Gobierno Mexicano por darle voz al pueblo indígena Maya y los campesinos del Quintana Roo. Pasó 9 meses en la cárcel en un caso de persecución politico que Reporteros Sin Fronteras llamaban absurdo. "Podrán encerrar el cuerpo humano pero nunca podrán encerrar la libertad de expresión." dijó Pedro Canché.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Lo último de Nacionales

Ir Arriba